16 may. 2011

PERDONAME

En la vida deben existir cosas mas frustrantes que ser hermana de mis hermanas e hija de mis padres, pero ahora no me llega ninguna a la mente.

Blogger me da suficiente espacio como para escribir todas las frustraciones que me causan. Pero la mas importante, la razon de este post es... EL PERDON.

Dicen que los niños no guardan rencor. Sin importar lo que le hagas vendrán a abrazarte en cuanto pase un momento. Y es así, lo he visto en todas partes aunque no tenga hijos. Pero... qué pasa cuando te vuelves adulto? Entre las habilidades que consigues está esa de PODER RESENTIR, ENTENDER LA VERDADERA MALDAD DETRAS DE LOS ACTOS, ANALIZARLA y tratar... como mecanismo de defensa DE NO TROPEZAR CON LA MISMA PIEDRA. Me ha sido necesario, por mi propia salud mental echar mano de la inocencia infantil PARA NO ODIARLOS PARA SIEMPRE.

Para pedir perdón se necesita mas que para ser perdonado. Eso lo dice la biblia, en mi caso que crecí en una familia cristiana... la pueden ver en la PARABOLA DE LOS DOS DEUDORES en Mateo Capitulo 18 versiculos del 23-35.

En mi misma, al haber sido criada con esos fundamentos he detectado la discapacidad para pedir disculpas... y la he bregado. Aunque aun se me hace cuesta arriba miles de veces, unas pocas, las suficientes,  he bajado la colita y he dicho PERDONAME. Y se que es duro... y se todo lo que te trabaja en la cabeza al hacerlo. Todo lo que está en juego, lo que entregas... PEDIR PERDON ES UN SACRIFICIO.

Quisiera que ellos pudieran hacerlo por mi... quizas ellos lean esto algún día y sepan cuanto los amo y cuanto necesito que aprendan a PEDIR PERDON.