28 sept. 2016

He estado mil veces en este lugar. El limbo emocional. Estoy en familia aquí, puedo subir los pies en la mesa del café.

Voy a tratar de explicarlo, es dificil de poner en palabras, pero aca voy:

Se siente como si debiera estar sintiendo algo, pero no siento nada. Me pasa regularmente cuando no entiendo por qué pasan las cosas, mi cerebro simplemente deja de tratar de analizar y simplemente acepta. 

Se supone que debería estar desilusionada porque el amor de mi vida tiende a ser más como un brochazo de pintura barata. Desde que pasa la primera tormenta se va. Pero yo estoy ocupada con la universidad y el trabajo, el hijo, la dieta... que aún no he caido en cuenta que tengo el corazón roto...