14 feb. 2012

A Ti...

Alguna vez me emborrachaba un poco con solo sorbos dos de mi Cosmopolitan… y muchísimo tu mirada, miré hacia arriba todo lo que hacías. Te seguí hasta precipicios, y me ahorré el tiempo de conocer a alguien mas…

Rápido me tocó entender que no todo lo que brilla es una relación sentimental. Que me faltan dos o tres mil cosas que posiblemente nadie tiene pero que tu querías que yo tuviera. Y lo peor es que ni me dejaste intentarlo, siempre me hiciste sentír insuficiente y que no se diga una palabra mas. Medio dormía en tu colchón y me despertaba para ser la mujer de tu sueños… arreglándomelas para hacer desayuno aún sin estufa, sacando energía de donde no tenía para ir a 200 sitios contigo y sobre todo nunca, pero jamas pasarme de la raya y decirle a la gente Sí ESTAMOS SALIENDO. Perfecta…. O mejor aún… CONVENIENTE!

Gracias por quitarme esa ideaota de la cabeza de que la felicidad existe! Gracias por recordarme lo creída que soy y volver mis pies a donde pertenecen, y gracias, siempre más, por dejarme con la sensación de que debía bajar mis estándares por la ley de oferta y demanda.

Te sobredosifiqué de cariño, te cuidé como huevo ruso, imagino que tengo que dejarlo ir… nadie te enseñó que ESO era amor…