4 sept. 2011

Todo lo que te mereces

Ultimamente le tengo panico a estar sola. Creo que desde el inicio de este año cuando termino mi relación con Julio... y me di cuenta de que me islé...

La cosa es que me pasé un par de meses terriblemente soltera, añorando sin tregua que a Julio le diera por volver conmigo y me tropezé con Orlando, con el cual hice una bonita coneccion patrocinada por mi pelo morado, y para no hacer la historia muy larga tanto me asusté de estar tan enamorada, tan rapido, que incluso sin proponermelo arruiné la relación. Y al voltear la pagina recuerdo... que cuando Julio me dejó, practicamente para la misma fecha, conocí a alguien de quien me quedé prendada simplemente por la resemblanza a Julio.

Su nombre Carlos...

Con el tiempo el mismo probaría que esa resemblanza es solo fisica. Carlos es una persona totalmente inocente de las cosas que Julio conoce al dedillo. Es mas pausado, mas delicado, mas timido... TIMIDO...

Durante un momento de locura intensa, de soledad intensa, o de dramatismo intenso comencé a buscar información sobre la vida de esta persona a quien solo le habia visto la cara y jamás cruzado una palabra. Luego de un mes de colección de datos empezé a conversar con el por mensajería instantánea, luego, y solo porque a todo esto el no sabía quien carajo era yo, me presenté... evidentemente incluso después le confesé lo que quería **a él**. Imagino que el se encontraría la confesion tan ridicula y salida de la nada como cualquiera y simplemente me hizo el caso del perro....

Así que empecé a sufrir por las cosas que nunca fueron. Y luego a olvidar las cosas que nunca pasaron. Y al final a sanar la herida inocente, esas que duelen más porque son huerfanas, y hieren el orgullo solo porque son un disparate de por sí, que bien pudo ser evitado con el solo uso del sentido común... y solo de recordar el momento exacto donde las cosas comenzaron a no tener marcha atras... HIELA LA SANGRE.

Meses despúes de esos acontesimientos aun sigo trabajando en el mismo lugar, y Carlitos también. De hecho, mientras escribo puedo verle de frente, incluso mirarlo a los ojos. Digamos que la tontería ha quedado en el pasado: el sabe que lo quiero, yo se que el me quiere, entonces por que estoy hasta las narices de tristeza y es alguien mas quien me espera en casa? POR MI ESTUPIDO PANICO A ESTAR SOLA!

Honestamente no se qué cantidad de tiempo después de que Orlando se diera cuenta de que no valgo la pena me empecé a interesar por Marc. Sin romper el patrón, por supuesto, solo me agradó a la vista y empecé a tratar de llamar su atención, pero extrañamente todo salió tan MALDITAMENTE BIEN que a estas horas ha de estar en mi casa, en ropa comoda, esperando a que regrese del trabajo. Tenemos un deadline de 2 meses para mudarnos juntos en una apartamento propio, tenemos UNA RELACION.

Así que tengo actualmente justo lo que merezco. Tener a Carlitos en mi rango de vision y nada mas. O en las canciones tristes, o en las paginas mas deprimentes de mi estupido diario. O en mi mente cada día sin tregua, pero no aqui, ni conmigo. Por la razón mas estupida del mundo y posiblemente la mas dificil de explicar. Porque aunque le dije 10 veces a Marc mis disculpas por provocarlo cuando estaba enamorada de alguien mas y le dije de los contras de nuestra unión el no parece entender que hay un problema. A pesar de todas las veces que le dije que la relación no tendría futuro si uno de los miembres *yo* estaba reacia a ceder y...

Aquí estoy... tener a Carlos en mi rango de visión y nada mas... es todo lo que me merezco.