7 jun. 2010

MIENTRAS QUE EL SOL NO SEA UNA MONEDA DE 5 PESOS...

Una vez tuve 2 mejores amigos. Llamémosles LOPEZ y AGUILAR y no por sus nombres porque:

A: Podría disgustarles ser mencionados aquí y,

B: Porque creo que A sería la única razón…

Así que López, Aguilar y yo nos íbamos a una cafetería a comer y a hablar disparates, tantas cosas hablábamos que al final, nos contábamos los sueños.

López sueña poco, y sus pocos sueños son muy normales. Aguilar no es muy dado a contar nada que tenga que ver con su vida… a la hora de que la conversación sobre los sueños YO ERA LA PROTAGONISTA.

Aparentemente no los sorprendió oír que tenía sueños recurrentes con el final del mundo; con humanos alados que me sugerían que me suicidara. Definitivamente no les chocó que mi vehiculo fuera un gran camión rojo que volaba, lo mas chocante de todo mi relato es que EN UNO DE MIS SUEÑOS EL SOL ES UNA MONEDA DE 5 PESOS.

Luego de ahí pude decir todo: que estaba deprimida, que me quería morir, que había obtenido 100 en un examen, que me iba a mudar LO QUE FUERA…

Algunas veces pienso en esos momentos. Todo parecía tan nuboso, tan indeterminado. Y ahora esos momentos tienen 10 veces más sentido que todo un mes de mi vida actual. Cuando todo esta muy jodido los recuerdo decir:

TODO ESTA BIEN MIENTRAS QUE EL SOL NO ES UNA MONEDA DE 5 PESOS!

2 comentarios:

Palomi dijo...

Mientras el sol no sea una moneda de cinco pesos, el fin del mundo será solo un sueño!!!!
Por curiosidad, tb sueñas con cosas mas alegres no?

Palomi dijo...

Creí que crecia en un mundo de duendes, no de números. :p
Es agradable encontrarse a alguien que es capaz de soñar, aunque sea con el fin del mundo.

(ah! y con cosas alegres también)