30 nov. 2015

Tenis

Figúrame como una pelotita de tenis. Verde, redondita y peludita.

Figúrate como un supercampeón de tenis. Y ahí viene la pelotita! qué haces?

La sacas al otro lado de la cancha, para que el oponente trate de mandarla hacia a ti.

Pero no es tu objetivo que yo regrese, tu objetivo es tocarme y mandarme lejos, en ángulos incómodos, a velocidades casi supersónicas y no verme tornar, porque si vuelvo significa que has fallado.

Bueno

Figúrate que la pelotita te quiere tanto, que se ha quedado en la cancha opuesta
Ganaste el partido

Ya estoy cansada de rebotar...

1 comentario:

Rocio Teves dijo...

Excelente! Todos hemos pasado alguna vez por un momento así pero nunca se me hubiera ocurrido describirlo de esa manera, GE-NIAL! Besos!!

http://cocojetaimeblog.blogspot.com.ar/