20 nov. 2010

Telefono


Mi teléfono timbró muchas veces, lo busqué por toda la casa y al final no alcancé a levantarlo… quien llamaba?

Quien tu quieres que te llame?

Ya! No puedes decirme quien era?

Es quien tu quieras, te llamaba quien quieras tu. 
Recuerda, es cuestión de física cuántica. 
Esa llamada pudo hacerla cualquier ser humano con disponibilidad de teléfono en el mundo. 
¿Quién querías tu que fuera?

Nadie

Nadie?

Tu.

No mi princesita, toda regla tiene una excepción.

3 comentarios:

Mujer secreta dijo...

Esas llamadas tan anheladas que cuando suceden, se esfuma lo ideal y queda la realidad de no saber qué decir o lo que se dice se preferiría callar, hmmmm, en fin, como me dices siempre: el tiempo acomoda las cosas y lo que es para tí ahí se queda!

Aquí estoy con mi "otro blog" besos y abrazos amiga!

Anónimo dijo...

Es feo cuando te quedas con la duda de quien fue, mas si te pones a pensar que pudo ser quien tu querias que fuera. Me gusta tu blog, te dejo el mio para que te pases http://wlaessens.blogdrive.com/

Palomi dijo...

jajajajaja bonita entrada mau!!! Me ha gustado mucho