19 may. 2015

Remolinos

El aire es gris y mis ojos se llenan de la danza de los remolinos del humo de mi cigarro. Los toco con los dedos pero se disipan, como todo lo demás...

Así que paro. Solo los observo, los creo como si fueran hijos de mi boca...

Quiero que se queden, porque cuando se disipan estoy obligada ver todo lo demás...

No hay comentarios: